dijous, 18 d’agost de 2011

LA RECONSTRUCCIÓ DE LA SÍNIA (i II). LA INAUGURACIÓ

Si a l'anterior entrada es parlava de l'acte de celebració de l'inici de les obres de reconstrucció de la sínia, en aquest es reproduirà la nota que fa referència a la seua inauguració el 18 d'abril de 1830, publicada tanmateix a la Gaceta de Madrid, en la seua edició del 20 de juliol d'aquell mateix any. Aquí, entre altres detalls força interessants de la diada, aclareix un punt tractat abans i és que realment antigament hi havia més d'una sínia com es podrà llegir. També fa una descripció general de la nova nòria i les seues característiques i com va començar a elevar aigua un cop inaugurada i com aquest element s'anava distribuint pels canals de reg. Així mateix fa esment d'un acte posterior d'agraïment al rei i a la necessitat de reparar l'assut per acabar de completar la regeneració de tota la infraestructura del reg.

"Flix 18 de Abril. Concluida la náfora (zua ó noria), parte muy principal de las Reales obras hidráulicas que por cuenta del real patrimonio está encargado de ejecutar en esta villa sobre el rio Ebro el ingeniero capitan de navío de la Real armada D. Cárlos María de Abajo, de que se habló en la Gaceta de 19 de Febrero del año último [1829], se procedió a su bendicion en 18 de Abril de este año en los términos siguientes: Despues de una misa solemne, que ofició el canónigo de Lérida Dr. D. Manuel Gerona, salió en procesión la imagen de Ntra. Sra. del Cármen, bajo cuya especial proteccion estan puestas dichas Reales obras. Al llegar la procesion á la náfora se presentó el Dr. D. Antonio Sanz, dignidad arcediano de Borriol en la Sta. iglesia catedral de Tortosa, encargado de la bendicion, por súplica de dicho director, quien le manifestó el deseo de que esta máquina fuese conocida en adelante con el nombre de Sta. Cristina, en memoria de nuestra augusta Soberana (I); el expresado arcediano dijo que el R. obispo de aquella diócesis D. Victor Damian Saez no podia verificar por sí mismo esta religiosa ceremonia á causa de sus dolencias: concluida la bendicion y sueltos á una señal del director los aparejos que detenian la rueda, esta inmediatamente empezó á andar, vertiendo en la acequia y á la altura de 70 pies un raudal de agua, que al observarlo los espectadores prorrumpieron en repetidos vivas al Rey Ntro. Sr.: el Director, entregando al preste las llaves de las compuertas le pidió se sirviese abrirlas para que desde aquel dia empezase á disfrutar del riego aquel terreno pingüe; y trasladándose, acompañado del ayuntamiento, al punto donde se halla el repartimiento de las aguas, abrió los candados y dió paso á las aguas con inexplicable satisfaccion del vecindario y demas concurrentes de los pueblos inmediatos, que veian empezar una nueva época de prosperidad para aquel pais. El director dio un viva al Rey, que fue repetido con la expresion mas tierna de amor, fidelidad y reconocimiento á la mano augusta y paternal que se desprende de la enorme suma de 750 duros de su patrimonio para formar la riqueza de aquella porcion feliz de sus amados vasallos. Acto continuo se entonó el Te Deum, y cantándolo, volvió la procesion a la iglesia.

Dificil es describir el justo entusiasmo y tierna gratitud de aquellos habitantes al ver restablecidas por la inagotable munificiencia del Rey nuestro Señor, y la sábia direccion del comisionado Abajo, las obras que las injurias y vicisitudes de los tiempos habian destruido. Este nuevo impulso, dado á objeto tan importante, que dejará memoria en el feliz reinado de S.M., como uno de los rasgos generosos con que se señala, presenta una conocida ventaja á las obras antiguas, especialmente por la máquina de que se trata; entonces solo existian unas ruedas cuyo movimiento se sentia á cinco leguas de distancia, que se incendiaban muy á menudo por su dureza y frotacion, y que surtian con mucha pereza el agua; ahora con solo una gran rueda, que no hace el menor ruido, y cuyos ejes no se caldean por mas vueltas que da; que no tiene en la actualidad sino la mitad de los cangillones ó pozales de su dotacion, y últimamente que está perfeccionada la acequia madre del comun, ni cerrada la trencada, ha llegado el agua á la plaza del pueblo en media hora, cuando antes tardaba de cinco á seis; dando mas productos con solo 80 pozales, que cada una de las tres norias que conocieron alli los antiguos, y combinando la nueva máquina y su enorme mole con 640 cántaros de agua, con un movimiento suave y uniforme.

Todos estos beneficios, que aquellos vecinos deben á su augusto y Soberano bienhechor, asegurándoles su venturoso porvenir, les impulsaron á manifestar ostensiblemente su justo reconocimiento, celebrando religiosa y dignamente el dia de S. Fernando. El ayuntamiento de acuerdo con el cura párroco dispuso una misa solemne con Manifiesto, en la que se pidió por la salud y prosperidad del Rey y Reina nuestros Señores, y de toda la Real Familia; habiendo formado el prior párroco en el sermon que predicó, el contraste entre la desolacion den que yacía sumergido el pueblo en el año de 1824, y la dichosa abundancia de que goza en el dia. El retrato de S.M. estuvo colocado al lado del evangelio con el mayor lucimiento, y adornado con inscripciones análogas á la fidelidad, á la gratitud y al respeto; fue conducido despues por todo el pueblo en un estandarte, que llevaron alternativamente el director y baile de la villa, cuyas calles estuvieron colgadas; hubo iluminacion general y regocijos públicos, entre ellos el baile por la noche en la plaza, sin que en medio de la numerosa concurrencia de vecinos y forasteros que acudieron de todas partes del Principado á ver la Reales obras, haya ocurrido el mas pequeño disgusto, antes al contrario no se oyeron otros acentos que los del júbilo, amor y agradecimiento á S.M.

El cierre de la brecha del azud (vulgo trencada), es la parte principal que falta al complemento de unas obras tan importantes; y esta delicada y dificil operacion, preparada de antemano con las mas seguras y meditadas combinaciones, colmará las esperanzas de aquellos habitantes, coronando los esfuerzos, ilustrando zelo y conocimiento que el ingeniero director ha manifestado, aplicándolos al mas puntual y exacto desempeño de tan honrosa y benéfica Real comision.
-----------------------------------
(I) El Rey nuestro Señor se ha servido acceder á los deseos del director, mandando que la náfora de que se trata sea conocida con el nombre de su augusta Esposa la Reina nuestra Señora".